Yo tampoco quiero decirte adiós amiga


Amiga
Tenía que decirte que tardé unas semanas para comprender que habías viajado a otros lados más lejanos. Mismo viviendo en países diferentes, eras mi apoyo, mi luz, mi esperanza de días mejores. Cada palabra tuya las guardé en mi corazón, cada sentimiento, cada encanto, cada lágrima.
Pensaba aún recibirte aquí en San Pablo, llevarte conocer cada rincón, con la idea de que ese paseo te rendiera miles de inspiraciones para tus cuentos, haikus, sueños....
Ay Cristina, me duele tu partida, me siento triste y sin fuerzas, porque eras tu quien desde lejos me abria tus abrazos cuando necesitaba consuelo en los días grises.
No importa la distancia ni la diferencia de edad: eres mi hermana de alma. Soñaba con tardes de mate, canciones del Chaqueño y poesia. Soñaba llevar mi caja de papelitos de inspiración, para intercambiar con los tuyos.
Guardo las fotos hechas con sensibilidad y cariño, fotos de lunas, flores, de la vida. Te admiro amiga, siempre te admiré, y nunca tuve coraje de confesarte que soy grata a Dios por haberte encontrado en aquél autobus en que intercambiamos mails, poemas y sueños en la melacólica Buenos Aires.
La vida es triste porque lleva el tiempo de un suspiro y hay tanto que vivir! La vida es alegre porque me dió tu presencia, la alegría de recibir tus paquetes y cartas ( todas guardadas junto a los papelitos de inspiración).
Cristina, sé que donde andas no hay mail ni teléfono. Pero dejo mi corazón abierto para tus mensajes. Donde estés, no me dejes sóla amiga. Anda de mi lado, sigue escribiendo en las nubes, llenando el aire de palabras azules.
"Amigo es cosa para guardar
del lado izquierdo del pecho
Mismo que el tiempo y la distancia digan no
Mismo olvidando la canción
Lo que importa es oír la voz que viene del corazón
Pues sea lo que venir
Venga lo que venir
Cualquier día amiga, yo vuelvo para encontrarte
Cualquier día nosotras vamos encontrarnos"
(Milton Nascimento)

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Saturno

Espera